SEAT Tarraco: así se comporta por tierra y asfalto